Linkedin como herramienta profesional en la búsqueda de empleo

Hoy en día,  ya es una realidad que las Redes Sociales han pasado a formar parte de nuestras vidas, tanto es así que parece ser que “si no estás en ellas, no existes…” 
Aunque existen muchas herramientas denominadas 2.0, existe una en concreto que se ha convertido en la red social profesional de referencia: Linkedin. El mundo laboral ha cambiado, Cambiando nosotros tambien con él. Desde hace años, algunas job sites como Infojobs o Infoempleo se han estado viendo como la primera opción a la hora de buscar trabajo. Pero en los últimos tiempos Linkedin se está convirtiendo en una opción muy a tener en cuenta por parte de las empresas como método de reclutamiento. Los bajos costes, la posibilidad de llegar a profesionales directamente (sin tener que esperar a que se apunten a un anuncio), la ventaja de tener CV actualizados a plena disposición, y la ventaja de usar un networking muy potente a través de esta red para localizar profesionales interesantes, hacen que las empresas comiencen a usarlo. Por tanto, no debemos dejar pasar esta posibilidad. Un nuevo camino que si sabemos explotarlo bien nos puede traer consigo una oportunidad laboral interesante. Y lo mejor de todo es que solo nos costará un poquito de tiempo. En definitiva, tendremos que incluir la búsqueda de trabajo y la búsqueda de contactos en Linkedin dentro de nuestros hábitos de búsqueda de empleo. Para ello, hay que tener en cuenta 10 reglas de oro que no debemos olvidar.

1) La primera de todas es la imagen. Si decidimos generarnos un perfil en Linkedin, tenemos que tener en cuenta que vamos a estar expuestos las 24 horas del día los 365 días del año . Esto implica, entre otras cosas, que tienes que tener el perfil completo al 100% o como mínimo al 90%, hay que cuidar la foto que ponemos en el perfil (hay que incluirla como si de un CV se tratase).

2) Gestiona adecuadamente tus contactos. Recuerda que Linkedin es una potente herramienta de networking. No hagas contactos por hacer, para eso existen otras redes sociales. En los últimos tiempos Linkedin se está convirtiendo en una opción muy a tener en cuenta por parte de las empresas como método de reclutamiento Primero define tu objetivo (¿qué quiero conseguir con Linkedin?) y, una vez definido, selecciona tus contactos en función de tus objetivos. Así, si tu meta es buscar trabajo, tus contactos deberían ser miembros de departamentos de RRHH de empresas en las que quiero trabajar, consultoras, headhunters, empresas de trabajo temporal, etc. Si lo que pretendes es dar a conocer tu negocio, tus contactos deberían ser las personas que toman las decisiones en las empresas, etc. 

3) Únete a grupos profesionales y participa, podrás mostrar tu expertise, compartir conocimientos, obtener información útil sobre tu sector. Ten en cuenta que participar en grupos puede ser un escaparate para aquellas personas que están buscando talentos. 

4) Transmite posicionamiento y diferenciación. Puedes subir diferentes documentos en diferentes formatos (presentaciones Power Point, vídeos, Podcast). En este sentido, aprovecha también los tres sitios web que te proporciona Linkedin, aprovecha las referencias (al menos deberías tener dos) y también las aplicaciones que tiene Linkedin (Slideshare, WordPress, Box.Net). 

5) Cuida tu identidad y maneja tu reputación digital. Si estás buscando trabajo, lo primero que tienes que tener en cuenta es qué información hay tuya en la red. Para ello, lo más conveniente y lo más fácil es buscar tu nombre en Google a ver qué aparece. En función de eso, ten cuidado con lo que escribes en blogs, foros, etc. y sobre todo, si tienes perfil en Facebook preocúpate de que nadie pueda acceder al mismo, nada más que las personas que tú consideres. Al respecto, según un estudio de Career Builder un 34% de las empresas estudiadas han rechazado el perfil inscrito a sus ofertas de trabajo tras ver su perfil de Facebook. Linkedin como herramienta de búsqueda de empleo Foto de Dreamstime.com 

6) Cuida el contenido de tu perfil. Muy relacionado con la imagen y la diferenciación, el contenido no tiene que ser como el de un CV, el cual se basa principalmente en funciones y tareas. Enfócalo más bien a logros y resultados, cuantificándolos en cada uno de los apartados. Rellena cuidadosamente el extracto y las especialidades, así como las actitudes (estos dos últimos aspectos favorecerán la búsqueda de tu perfil por parte de las empresas). Y sobre todo, no dejes apartados sin completar. 

7) Cuida las “reglas informales” a la hora de comunicarte con los contactos. Agradece cada vez que un nuevo contacto te acepta, no le escribas a su correo personal sin pedirle permiso previamente, deja un tiempo prudencial hasta que le envíes tu CV y datos de contacto, no seas insistente y sobre todo, acostúmbrate a tener paciencia. 

8) Si estás buscando trabajo y ya tienes un empleo, configura adecuadamente tu perfil para que no tengas problemas. Las opciones que te permite Linkedin en cuanto a tu configuración son: 1) Feed de actividad (te permite dar a conocer a los demás las empresas a las que sigues, cambios en tu perfil, actualizaciones de tu estatus; 2) Difusión de tu actividad (contactos que has incorporado a tu lista, grupos a los que te has unido, etc.); 3) Acceso a tus contactos (quién puede ver tu lista de contactos). La recomendación es que cuando estás en búsqueda activa de trabajo y ya estás trabajando, todas estas opciones las tengas configuradas de tal forma que no puedan ser visualizadas por nadie. En las demás circunstancias, deberías tenerlo totalmente abierto. 
 

Tienes una gran oportunidad ante ti, no la desaproveches. Y recuerda que el éxito es solo cuestión de detalles.

Encontrar trabajo después de los 50

Coach Laboral

Si estas leyendo esto es porque te preocupa que por tu edad los reclutadores o encargados de selección no tomen en cuenta tu currículum y por eso no te llaman a entrevista. Conoce la forma más acertada de encontrar empleo si tienes 50 años o más. Que la edad no sea un impedimento, sino que un agregado.

En ocasiones las empresas tienden a pensar que las personas mayores son las más difíciles de moldear a una nueva forma de trabajo, no son tan buenos para aportar ideas innovadoras, no se entienden con el talento más joven de la empresa, tienen problemas con la tecnología avanzada en los espacios de trabajo y que, en resumen, contratar a una persona mayor a los 40 resulta más caro a largo plazo.

También se piensa que su capacidad de adaptación es baja y que trabajar en equipo no resultará exitoso como se espera de cualquier colaborador que se admite en la organización.

Pero la realidad puede estar muy alejada de las suposiciones y este no es la excepción.

Una persona mayor a 50 años puede otorgar la madurez, experiencia y sensatez gracias a su trayectoria laboral, lo que implica que ofrecerá una mayor destreza en determinadas áreas, así como constancia en su desempeño.

Por lo general, una persona mayor tiene un mayor sentido de la responsabilidad, cuenta con un mayor control emocional y templanza, así como un alto grado de fidelidad y compromiso hacia la empresa y a los integrantes de sus equipos de trabajo.

Cómo encontrar empleo si tengo más de 50 años

Lo primero y más importante es no desanimarse, ni agobiarse. La búsqueda de empleo requiere más tiempo del que pensabas, pero lo importante es no bajar la guardia. 

Sigue estas recomendaciones útiles para encontrar empleo si tienes 50 años o más:

Utiliza tu red de contactos

El primer recurso que te recomendamos explorar es la de convertir tu agenda de contactos en tu mejor estrategia para encontrar empleo.

Contacta a aquellas personas que hayas conocido durante toda tu trayectoria laboral; puedes tomar el teléfono o invitarlas a comer, pero siempre manteniendo un comportamiento profesional.

No te quedes sólo a la espera de las ofertas de trabajo a las que te postules, busca nuevas vías de conexión con las empresas. Tus contactos pueden ser una de ellas. El networking es una de las principales vías para la obtención de un trabajo o reunión.

Utiliza las redes

Hoy en día, la gran mayoría de las ofertas de empleo están en Internet.

Los reclutadores, suelen utilizar las redes sociales como una herramienta durante el proceso.

Debes tener una presencia constante en las principales redes sociales profesionales, como LinkedIn, no solo con tu CV, sino participando en grupos y aportando a la comunidad.

Mantén actualizada tu información por LinkedIn. Utiliza esta herramienta en la búsqueda de empleo ya que las principales compañías a nivel mundial e incluso las Startups publican sus puestos de trabajo aquí.

Considera reinventarte

Te recomendamos tener la mente abierta a posibilidades de cambio de área o especialidad, claro, que sea relevante a tu carrera.

Nunca es tarde para adquirir nuevos conocimientos, perfeccionarte en aquellas áreas que consideras más débiles. Toma cursos en línea, considera aquellos cursos o conocimientos que más veas que solicitan en las ofertas de trabajo en los puestos que te interesaría ser considerado

Toma en cuenta otras formas de trabajo

No dejes de lado la posibilidad de aceptar propuestas de trabajo por proyecto, por honorarios, como freelance o como consultor externo.

Recuerda que lo importante es permanecer activo en el mercado laboral el mayor tiempo posible, incluso estas experiencias pueden impulsarte a encontrar algo más estable si es que así lo deseas o incluso a través de este medio encontrar a tú futuro empleador.

Selecciona bien tu mercado objetivo

Cuando empiezas a buscar trabajo, debes realizar un análisis de mercado, poniendo especial atención a las organizaciones que desarrollan el tipo de tareas en las que te interesaría trabajar, ya sea por sector o por la existencia de un departamento o área en el que se desarrollen las funciones que te interesen.

En el caso de las personas mayores a 50 años, te recomendamos prestar atención a las compañías que tienen como costumbre contratar a personas más senior y contacta con ellas.

 

 

 

Logo

© Coach Laboral. Todos los derechos reservados.